Honduras no logra avanzar en el turismo a la par de sus vecinos centroamericanos


A pesar de contar con gran riqueza de recursos naturales y un indiscutible patrimonio histórico-cultural, otros factores como la inseguridad, la falta de conectividad aérea y la escasa promoción de sus atractivos han retrasado considerablemente el impulso de Honduras como destino turístico, hasta tal punto que sus propias autoridades reconocen que el país marcha rezagado en ese sector, en comparación con las vecinas naciones de Centroamérica.

El pasado año, por ejemplo, como prueba del decaimiento turístico en ese país, la industria local generó 11.726 empleos menos que en 2010, en buena medida por la poca entrada de inversiones y la escasa afluencia de viajeros; en tanto que en el presente, las Ruinas de Copán, uno de los más reconocidos sitios arqueológicos vinculados con la civilización maya, reciben mucho menos turismo que el esperado a partir de la expectación mundial que ha provocado el supuesto fin del calendario de esa antigua cultura.

“Si hablamos de número de turistas recibidos estamos probablemente en penúltimo lugar en la región, y también en lo que se refiere a ingresos de divisas generadas por la actividad”, ha estimado Nelly Jerez, la ministra de Turismo local, tras reconocer que Honduras no atraviesa su mejor momento en este ramo.

Según declaraciones que publica el diario La Prensa, la funcionaria acotó que en 2012 prevén llegar en ingresos a los 670 millones de dólares, una cifra que resulta mínima si se valora que Costa Rica logra sumar unos mil 100 millones de dólares gracias al turismo.

Al ser cuestionada sobre los elementos que a su entender han estado frenando en el despunte de ese país, Jerez enfatizó en que la inseguridad se ha convertido en un verdadera dificultad para el turismo en Honduras, así como la mala imagen que les dan algunos medios internacionales, que refuerzan esa visión.

De igual manera, se refirió al problema real que significa la escasa conectividad aérea. “El turista actual quiere algo rápido, llegar en un solo avión, bajarse e ir en minutos al hotel donde se quedará; pero en el caso de Honduras hay que hacer paradas en Estados Unidos, Panamá, El Salvador, Guatemala para venir a nuestro país, y si la gente viene de Europa, Sudamérica, y hasta de Estados Unidos, pocas líneas internacionales llegan directamente. En eso tenemos que trabajar mucho más”.

Por otra parte, la ministra consideró que el presupuesto con que cuentan para promocionar los destinos del país en el extranjero es muy bajo, quizás el menor de Centroamérica, aunque dijo que siguen haciendo el mayor esfuerzo poner hasta el último centavo donde más útil les sea. “Priorizamos aquellos mercados de los lugares en que de verdad sentimos que la gente va a venir”, puntualizó.

En la opinión de Jerez, a pesar de la difícil situación actual a la que conllevan las citadas desventajas, esa nación podría mejorar en este rubro. “Hemos conseguido que se mejore el turismo interno, que los hondureños no salgan tanto del país y visiten las bellezas que tienen Honduras; además las cifras van creciendo, aunque sea de a poco, confiamos en que sacaremos adelante esto y el turismo repuntará pronto”, argumentó.

Iniciativas en función de ese propósito no faltan, y en ese sentido la titular del turismo hondureño mencionó proyectos bastante novedosos como el de Bahía de Tela, un desarrollo en pleno proceso, o la promoción Dos por Uno en La Ceiba, en la que se unen hoteles, restaurantes y otros sitios de servicios al visitante, para darle una oferta más abarcadora.

Igualmente, en Trujillo, en el litoral Atlántico del país se construye su primer muelle de cruceros en tierra firme, que debe estar concluido en 2013 y a diferencia del ubicado en Roatán permitirá el acceso directo a más destinos dentro del territorio local.

No obstante, está claro que estos y otros emprendimientos en los que se cifran las esperanzas de los empresarios turísticos hondureños, buscando remontar el actual declive del sector, serán insuficientes si no se respaldan con una buena promoción y con mejores alternativas de conexión para ser visitados.

Honduras tiene además que asumir el reto de fortalecer la seguridad turística en su territorio, y a partir de ahí mostrar al mundo que es muy buena en segmentos como el turismo de convenciones y el de cruceros, pero cuenta también con condiciones para crecer en otros como el arqueológico y el de naturaleza

Fuente: http://www.caribbeannewsdigital.com

Be Sociable, Share!
Share this Post[?]
        

Deje un comentario